Oración de la serenidad

Entiendo que hay muchos asuntos pendientes y que tienes varias metas por cumplir en tu lista de deseos pero ¡No desanimes! Hoy te cuento mi secreto para tranquilizar demonios internos, te hablo de la Oración para la serenidad.

Sin importar el Dios en el que creas, estoy 99 % segura que te calmará cuando la desesperación o impaciencia invada tu mente. De hecho, esta oración ni siquiera viene de la Biblia, sino que fue inspiración de un teólogo y escritor de Estados Unidos,  Reinhold Niebuhr, quien la hizo pública, según cuentan, luego de troquelarla en una moneda con el texto.

Esta oración, se hizo famosa en el mundo luego de convertirse en el mantra de Alcohólicos Anónimos. Además es empleada en centros de rehabilitación de adictos a las drogas como un “calmante espiritual” cuando la ansiedad ataca.

La parte más famosa de la oración dice:

Dios, concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar,

El valor para cambiar las cosas que sí puedo cambiar

Y la sabiduría para conocer la diferencia…

Hay unas versiones más conocidas que otras, sobretodo porque en la traducción al español han cambiado varios términos de la original. Sin embargo una de las más conocidas continúa así:

…Viviendo un día a la vez,

Disfrutando un momento a la vez;

Aceptando las adversidades como un camino hacia la paz;

Pidiendo como lo hizo Dios en este mundo pecador tal y como es y no como me gustaría que fuera;

Creyendo que tú harás que todas las cosas estén bien si yo me entrego a tu voluntad,

De modo que pueda ser razonablemente feliz en esta vida

e increíblemente feliz contigo en la siguiente.

 

Este video no es de mi autoría, pertenece al canal de youtube de @leochavez1986, sin embargo aquí se los comparto porque es una de mis versiones cantadas favoritas: Oración – Youtube

Espero te sea de ayuda y recuerda: ¡Respira!

Seguramente te interesa leer: ¿Sufres de crisis de pánico?

 

 

 

Desecha las baterías en canecas especializadas.

Una idea en “Oración para  la serenidad”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *