Este post va dedicado a mis amigas que tienen tanto amor para dar como cachetes, y recurren a técnicas ambulatorias como la bichectomía para perfilar el rostro.

Esta cirugía ha sido un boom durante 2017 y cada vez más chicas se la practican. En mi caso, no importa cuánto ejercicio haga ni cuántos kilos adelgace ¡Mis cachetes siempre han sido rellenitos! Por eso desde que supe que este procedimiento no es invasivo y sí es permanente quedé flechada.

Resulta que la bichectomía es una cirugía facial donde un doctor especializado retira las llamadas “Bolas de Bichat”, que son básicamente bolitas de grasa que están detrás de los cachetes, y al extraerlas el rostro luce más perfilado así como por arte de magia.

Ventajas del procedimiento:

  1. Sólo aplican anestesia local.
  2. La cicatriz queda por dentro de la boca, así que es imposible que otros la noten.
  3. Estas bolitas por más que engordes ¡No se regeneran! Así que quedarás flaca de cachetes por siempre.
  4. Los cambios no son exagerados, pues las bolitas siempre van de acuerdo al rostro.
  5. No produce mayores complicaciones, lo máximo podría ser inflamación o infecciones, pero con un cuidado básico no tienes nada de qué preocuparte.
  6. Si te la haces un viernes, el lunes fácilmente puedes ir a trabajar. Solo recomiendan no llevar mucho sol.

Los resultados de la cirugía se ven al tiempo. Los expertos dicen que a los dos meses puedes notar los cambios en el rostro, el cual estará más perfilado y por lo general hace que el mentón quede más pronunciado.

Las cirugías plásticas ayudan a mejorar el autoestima y si te sentirás mejor haciéndote una, pues ¡te apoyo! Todas nos merecemos estar cómodas con nuestro físico.

 

 

Baja la intensidad de luz de tu celular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *